viernes, 26 de junio de 2009

Fama cadavérica y muerte digna



Ni 24 horas le ha durado la fama mortuoria a la pobre Farrah Fawcett. Cuando eres un famoso medio olvidado lo mínimo que mereces es un poco de gloria post-mortem. Y va y se muere Michael Jackson. Ganas de joder.

Michael: no sólo has eclipsado a Farrah, además te has muerto con diez años de retraso para ser un mito. Ahora tus logros profesionales están manchados con los hediondos restos de infamias no probadas pero presentes en los pensamientos de todo el mundo. Tendrías que haber optado por una muerte digna en 1999.

Y alguien dirá: ¿quién es este para decirle a Michael que se muera diez años antes? Y yo contesto: precisamente, no soy nadie. ¡Dejadme triunfar antes de pedir mi muerte digna, populacho sediento de sangre!




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares